¿INDEPENDIENTES Y SIN FINES DE LUCRO?

El origen de las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) se remonta tras finalizar la Segunda Guerra Mundial y su existencia es validada con una resolución de la ONU del 27 de febrero de 1950.

En teoría son independientes al poder público, buscan el bien común y no tienen fines de lucro. ¿Es o ha sido así? No lo creemos.

El boom de su existencia se explica por la pérdida de poder de los Estados en manos de intereses cuyos objetivos se mueven en función de “modas” o enfoques que planean los grandes donantes (Estados, fundaciones, corporaciones o centros de poder).

El Perú no pudo estar ajeno de ello. Desde la fundación de centros de investigación constituídos como “Think Tank” como es el caso del IEP, DESCO,  BARTOLOMÉ DE LAS CASAS, CEPES, APOYO, ILD, GRADE, IPE y otros. Salvo ILD, IPE y APOYO, los otros mantienen una clara posición de izquierda socialista en todas sus variantes.

Luego se crearon oeneges feministas que hoy fomentan  la ideología de género y asuntos vinculados a “salud reproductiva” (FLORA TRISTAN Y MANUELA RAMOS), vinculadas a los “derechos humanos” nucleadas fundamentalmente en la COORDINADORA NACIONAL DE “DERECHOS HUMANOS” (IDEELE, APRODEH, AMNISTÍA INTERNACIONAL SECCIÓN PERUANA), otras orientadas a temas de justicia y temas políticos (TRANSPARENCIA, PROETICA, JUSTICIA VIVA, CAJ), investigaciòn periodística (IDEELE REPORTEROS) y también a temas ambientales, educativos, agrarias, exclusión social y pueblos “originarios”, entre otros.

El accionar de estas oeneges está basado en un supuesto trabajo en favor de “las mayorías”, pero ¿hay resultados validados por la realidad y por el órgano de supervisarlas como es la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI)? Aparte claro está de las miles de toneladas de papel de asesorías, consultorías, publicaciones y otros.

El mundo de las oeneges es al parecer “competitivo”. Hay más de diez millones en el mundo y sólo en USA más de un millón y medio. En el Perú son cientos pero según un informe periodístico hay un una relación muy cercana entre las más influyentes y por supuesto entre sus directivos, quienes participan activamente influyendo en el Estado en la elaboración de políticas públicas y participando como miembros de “comisiones de alto nivel” o como “asesores notables”. De igual forma forma parte de “un selecto grupo de opinólogos” y tienen presencia en importantes universidades que se llaman católicas o fueron fundadas bajo los principios católicos y que ahora ya no lo son.

Entonces, volvemos a preguntarnos si las oeneges son independientes y cuál es su papel así como qué resultados han logrado habida cuenta que han sido receptoras de miles de millones de recursos de cooperación internacional supuestamente para generar desarrollo y un mundo mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s