MARTHA CHÁVEZ, LEALTAD

En estos días se viene discutiendo en el Congreso la llamada “Reforma Política” como si fuera la panacea que sacará al país del inmovilismo y de la crisis existente, pero obviada por una prensa autopercibida como “independiente”.

Desgraciádamente no ha sido contemplada norma alguna que combata el cáncer político que el pueblo sabio llama  transfuguismo.

Es lamentable que ello ocurra y quizás sea entendible en la medida que en el actual Congreso hay quienes ya visten su tercera o cuarta camiseta sin que exista una razón de peso o valedera que caiga en  lo que llamamos “objeciones de conciencia”.

Creo que ya es hora que se norme al respecto y el voto popular sea respetado. El que abandone una bancada en la cual ha sido elegido por un período de cinco años deberá irse a su casa abandonando su curul en favor de su accesitario.

Sin embargo, vale decirlo, hay algunos casos de renuncias principistas como  la del Pastor Julio Rosas, la de Pedro Olaechea y quizás unos casos más que a mi entender no caen dentro del carácter de traición.

Es hora de que los principios primen y que si un político no es elegido por un partido x, no busque una alternativa en “el partido z” como quien se cambia de medias.

Al respecto quiero rendir homenaje a la Doctora Martha Chávez Cossio por su consecuencia y fidelidad, que pese a no haber sido nominada para que vaya a la reelección, ella aceptó disciplinádamente la decisión y se mantuvo fiel.

Martha Chávez tiene ya un amplio recorrido político de 27 años y es un ejemplo que da la contra a aquellos que han promovido la no posibilidad de presentarse a la reelección parlamentaria; habida cuenta que es una posibilidad sujeta al voto popular que premia y castiga a quienes se presentan como candidatos, sea reeligiéndomos como no. Decimos eso pues los años de inversión en el capital humano no deben ser desaprovechados si pretexto de una renovación que debería ser progresiva.

Martha Chávez es abogada de profesión formada en la Universidad Católica y estudió en el Colegio Santa Ana  con una gran amiga, mi hermana María Torres. Fue la primera mujer en ser Presidente del Congreso en el Perú y no necesitó ni vallas ni requisitos previos. Asumió ser candidata presidencial en el 2006 en los peores años de la persecución contra el fujimorismo y regresó a su curul en el 2011. Además es pertinente decirlo que en el 2001 fue apartada ilegalmente de su curul obtenida con el voto popular junto con Luz Salgado, hoy Congresista, y Carmen Lozada. Injusticias que los que se llenan la boca de “democracia” no dijeron ni dicen nada.

Hoy de cara al 2021, Martha Chávez es una de las cartas de los electores que defendemos la Fe, los Valores, la Familia, el Orden Natural, el Estado de Derecho, la Economía de Mercado; pese a quién le pese.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s